Donar Órganos, 

un acto de amor

Que ayuda a vivir.

 Los especialistas consultados y la experiencia coinciden en que, en el momento de la muerte de un ser querido, es difícil tomar la decisión de donar órganos y tejidos. Por lo que no debemos juzgar a quien determine no hacerlo. Aún hay puntos tabúes, de los cuales el más resistido por el ser humano es la muerte. "Y la donación de órganos y tejidos nos enfrenta a ella".

 La experiencia nos indica que influye en la decisión la desinformación del tema, por lo que es necesario una elaboración mental que lleva cierto tiempo, no es lo mismo que una familia decida rápidamente cuando es entrevistada por los especialistas conociendo el tema y lo tiene resuelto, a la situación de desconocimiento y miedo que le impide actuar lógicamente por ignorancia. Por lo tanto es de suma importancia que cada día se difunda mas este tema dentro de nuestra sociedad, donde la donación de órganos y tejidos no sea un acontecimiento desconocido a la hora de decidir lo que influirá positivamente en el largo plazo.

 El acto de donar es un derecho personalísimo, no es solamente una cuestión que se resuelve en familia, sino también de sentimientos humanos y racionales en el ámbito social en el cual nos desempeñamos, estamos convencidos que tampoco se resuelve solamente con la aplicación de luna ley o una norma, donde se establece los procedimientos a seguir, lo cual es muy importante, pero no definitivo, creemos fundamentalmente que este tema esta relacionado con la conciencia solidaridaria entre los seres humanos, porque debemos entender que con cada donante se abre la posibilidad a que muchas personas mejoren su calidad de vida, o directamente en otros casos salven sus vidas cuando no hay otra opción, como lo es para los mas de seis mil pacientes que están en lista de espera, de los cuales cada dos días Fallece uno, esperando un Gesto Solidario de nuestra parte. Por lo que es importante cuestionarnos, “ ¿ DE NECESITAR UN ÓRGANO, ME NEGARÍA A RECIBIRLO?.  ENTONCES PORQUE NO DONAR LOS NUESTROS.

Julio del 2002 .-

                                                                             Asociación Programa

                                                                                Concordia Trasplante